Archivo de la etiqueta: soleras y criaderas

Sistema de elaboración en soleras y criaderas

sistema-elaboracion-soleras-y-criaderas

Criaderas y Soleras es el sistema de envejecimiento de vino, ron o brandy basado en el uso de vasijas de donde periódicamente se extrae parte del contenido para rellenar otras.

A esta vasijas se les llama botas y son generalmente fabricadas con madera de roble americano.

Las botas suelen disponerse en tres alturas. Las inferiores, ubicadas directamente en el suelo son llamadas soleras y de ellas se extrae alrededor de un cuarto de su contenido para el consumo.

De las botas intermedias, llamadas primera criadera se extrae entonces la cantidad que falta en la solera para rellenar esta. De igual modo se procede con la segunda criadera y sucesivas. Generalmente las botas suelen disponerse en tres alturas.

La criadera superior se rellena con vino nuevo, también llamadas holandas y que refieren a los aguardientes de vino no envejecidos.

El producto elaborado con este sistema es de una calidad muy alta y homogénea porque en todas las botas existe una cantidad de vino, brandy, o ron “viejo” que da cuerpo al más reciente.

En España se utiliza en las denominaciones de origen específicas del marco de Jerez y de Montilla-Moriles. Vinos que no tienen casi nunca fecha de añada pues cada botella que se toma tiene una mezcla única de vinos de varios años que han envejecido de manera conjunta hasta formar un caldo homogéneo.

Otro dato que reafirma la calidad de estos vinos es que la antigüedad del sistema de criaderas y soleras de una bodega es de gran importancia ya que todo el vino que produzca estará envejecido por un caldo mucho más antiguo que otros. De este modo el sistema de soleras y criaderas conforma el activo más importante de la bodega.

El sistema de soleras y criaderas es un sistema dinámico, mediante el que vinos con distintos niveles de envejecimiento son metódicamente mezclados, con el fin de perpetuar unas determinadas características y que son el resultado de todas las vendimias.

Este sistema imprime una dinámica muy especial a la crianza, pues produce un mantenimiento de las características del vino de la solera eliminando las oscilaciones que tienen lugar entre las diferentes cosechas, incidiendo de una manera muy singular sobre la naturaleza del vino.

Un método antiguo y una práctica artesanal con unos estándares de calidad en sus resultados que garantizan un absoluto disfrute.