Archivo de la etiqueta: salsa de vieiras

Receta de Conserva de Salsa de Vieiras

zamburina-salsa-vieira-la-empacadora-caprichos-muestraCon esto de las conservas se nos queda corto el tiempo para escribir. Es que hay un sinfín de recetas y formas de hacer con las que puedes elaborar incluso tus propias conservas en casa. Hemos dedicado este otro artículo a orientar sobre como se puede hacer una conserva casera y si pinchas en la foto puedes comprar las Zamburiñas en Salsa de Vieira de nuestra tienda online.

En su mayoría son muy fáciles de elaborar, solo echarle un poco de imaginación, tiempo y a comer.

Hoy te dejamos estas orientaciones para elaborar una salsa de vieiras que por demás es muy versátil pues encaja muy bien con otros moluscos como los mejillones, las almejas, las ostras, con pescados. Nosotros le llamamos la “receta comodín” porque una vez preparada te soluciona una comida en un “plis plas”.

Para elaborar la salsa de vieiras curiosamente no necesitas vieiras, sino que en su origen es una salsa que se prepara para este molusco y que le viene bien a otros de la familia. vieras-la-escandalosa

Al turrón:

Necesitarás aceite de oliva, un diente de ajo, cebollas, pimiento rojo, perejil, tomate frito o rayado según gustos, un chorrito de vino blanco y sal.

Picado muy fino habrá que sofreír la verdura. Luego añadiremos el vino y el tomate y dejaremos cocinar sobre todo para que el tomate pierda ese gusto ácido que tiene. Agregamos la sal al gusto y nuestro molusco de elección (ya hemos dicho: vieiras, mejillones o incluso pescados). Dejamos cocinar unos 5 minutos y ya está listo.

El perejil no lo hemos mencionado porque se utiliza a modo de presentación. Cortado muy fino se deja caer encima de nuestro plato ya servido.

Un par de trucos:

– Si no te gusta la acidez del tomate puedes añadir una pizca de azúcar que lo equilibra muy bien.

– Seguro alguna vez te ha tocado una pechuga de pollo reseca, de esas que parece que te estás comiendo un trozo de tela. El motivo es la cocción excesiva. Los moluscos, mariscos, pescados e incluso el pollo no deben cocinarse durante mucho rato, la gracia del casi “vuelta y vuelta” dependiendo del ingrediente, los dejará jugosos.

¡Prueba y luego me cuentas!