Crianza de vinos, sus variantes

variedades-de-vinos-joven-crianza-reserva-roble-gran-reservaAdemás de la tienda en Internet también trabajamos en un bar, o mejor, una taberna de toda la vida (Taberna La Marrana) y por la que hoy se escribe este post.

En la taberna vendemos vino, (además de conservas, embutidos, quesos…) y es curioso cuantas personas desconocen las clasificaciones más generales de estos. Por ello y sin introducirnos en el vasto mundo de las uvas, pues no nos consideramos expertos en el tema, queremos dar esta guía básica de cómo diferenciar las edades de un vino.

A modo de introducción te comento algo que en mayor o menor medida todos sabemos. La primera clasificación de los vinos es por supuesto la de vinos blancos, tintos y rosados.

Los blancos se obtienen a partir de uvas blancas, aunque también pueden obtenerse de la pulpa de uvas tintas sin orujo (piel de la uva) fermentada.

Los rosados pueden obtenerse o de la mezcla de uvas blancas y tintas, o de tintas que contienen una parte de orujo.

Los tintos se obtienen entonces de la fermentación de las uvas tintas y sus orujos, que les proporciona color y sabor de acuerdo a la variedad de uva.

En un segundo nivel está entonces la edad del vino. Suelen clasificarse en vinos jóvenes, crianzas, reservas y grandes reservas y dependerá del tiempo de estancia de los caldos en las barricas generalmente de roble.

Esta es la clasificación tradicional que comenzó la denominación de origen Rioja. A este catálogo se suma modernamente los vinos robles.

Vino joven o cosechero: estos no han pasado por barricas o el tiempo que han estado es mínimo por lo que conservan las características naturales de las uvas. Se recomienda su consumo rápido, en el año de producción.

Vino crianza: son vinos que además de las características varietales comunes a todos los vinos, desarrollan otras asociadas al tipo de envejecimiento y madera utilizada en su elaboración y el tiempo que han permanecido en botella. Se recomienda consumirlos entre los 3 y 10 años desde la fecha de producción.

variantes-crianza-vinos copia

Vino reserva: vinos muy seleccionados con una crianza mínima entre barrica de roble y botella de al menos tres años. Para los vinos blancos y rosados la estancia mínima en barrica es de seis meses y otros doce en botella.

Vino Gran Reserva: al menos se mantendrán madurando dos años en barrica y hasta tres en botella. Suelen ser vinos de grandes cosechas.

Vino Roble: se inserta en el hueco que queda entre los vinos jóvenes o cosecheros y los vinos crianza. Es un vino con alguna crianza que pretende ofrecer las ventajas del vino joven (afrutados y enérgicos), junto al aroma de su corto aunque intenso paso por barrica.

El lector podrá ver que hemos hecho hincapié sobre todo en los vinos tintos. Los blancos y rosados también entran dentro de estas clasificaciones pero eso lo dejamos para otro post. De momento ya podrás relacionar un poco a qué se refieren cuando te hablan de la crianza de los vinos y para seleccionar el de tu preferencia entra aquí.